¿Whisky o ginebra?

¿Whisky o ginebra? Siempre dudo. Es maravilloso que las elecciones sean tan fáciles de resolver. Solo tengo que guiñar un ojo y me servirá lo de siempre. Creo que bebo demasiado. Me encanta la actitud de la camarera insinuante, porque sabe que la miro, pero maternal al llenar el vaso hasta arriba. Por Dios, tengo que dejar de enamorarme de todo, no ganamos para mantener tantas medias sonrisas que nadie entiende.
Monedas, monedas. Yo y mi maldita manía de llevar solo billetes. Bueno tendré que cambiar. ¿Lisas o rayadas? Es una pregunta absurda, pero siempre me la hago cuando juego solo. Bebamos, que bien queda el taco de madera junto a mis puños desatados y doblados una vez. “… Are you, are you. Coming to the tree…”. Joder, que bien se me da esto o puede que sea suerte. “… Where strung up a man they say murdered a three…”
Hay una chica que me está mirando. ¿Será porque le gusto o porque estoy cantando mientras juego solo al billar? “…Strange things did happen here. No Stranger would it be…” Si lo sigue haciendo cuando termine la partida, iré a hablar con ella. Otra más.”… If we met up at midnight in the hanging tree…” Su amiga ha salido a hablar por teléfono, además no me queda nada en el vaso. No tengo excusas para no acercarme a la barra. “… Where the dead man called out for his love to flee…” ¿La guiño un ojo o hablo con ella? Doy la vuelta al vaso y pongo cara de tristeza cuando la camarera me ve. Tiene una voz bonita, pero no es aguda, la camarera vuelve con mi vaso lleno, que fácil es hacerme feliz. “… Are you, are you. Coming to the tree…” Según me marcho me confiesa que su amiga se irá en un rato y que puede enseñarme a jugar al billar. Una sonrisa de momento servirá como pago a su proposición. “… Where strung up a man they say murdered a three…”
¿Me pongo la americana o cojo solo el tabaco para salir a fumar? La luna es casi inexistente, como la gente en aquella calle. “…Where i told you to run so we’d both free…” Su amiga, al irse me memoriza de arriba abajo, intuyo que comienza mi clase particular, va a ser divertido. “…Strange things did happen here. No Stranger would it be…” ¿La dejo ganar a ella o a mi ego? No juega mal, sabe cómo sentarse en la mesa de billar para esperar su turno. Respecto a su habilidad en el billar no es gran cosa. Siempre pago yo, que caro es ser cortés. Las farolas parpadean, como su voz y la mía. ¿Paro y la beso ya o me limito a verla sonreír? “…”
Que lejos vive por Dios, llevamos andando más de media hora. En serio, la próxima vez será un requisito indispensable no vivir en el culo del mundo para jugar al billar conmigo. “…” Su voz se torna más melosa cuando llegamos, mira al suelo esperando algo. ¿Pido refugio y un café por amanecer?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s