Y puede que sea bueno tener miedo.

   Creo que es necesario tener miedo, es mas a veces sienta bien, porque da otro sabor a hacer cosas que nos supone vencer ese miedo. Que gracia tendría saltar a un pantano desde un puente de diez metros si no se nos pasara por la mente la idea de que eso es una locura, o el hecho de saludar a “esa” chica si nuestra mente no gritara eres imbecil, perdería el buen sabor de boca que queda después de jugártela. Lo cortes no quita lo valiente, y es verdad, el vivir haciendo cosas que dan miedo no significa ser temerario, la cuestión es si somos cocientes de lo que conllevan los actos que hacemos, es hacer esa cutre lista de pros y contras, escrita en un arrugado folio que guardamos en el bolsillo del pantalón, como si nos diera soluciones, como un guión de como debemos actuar escrito por un “yo” de nuestro pasado que no se fía del actual. Porque no tememos tomar una decisión, si no las consecuencias que conlleva, y es por eso que cuando no sabemos las consecuencias, no nos da tanto miedo tomar esa decisión.

   Y es el hecho de tomar decisiones me sienta bien, me reconforta y me hace madurar, ya que como es lógico no siempre elijo la opción correcta. Sienta bien confundirse, meter la pata.

   Aun así perdí el miedo de tomar decisiones importantes hace un año y medio, me di cuenta de un lección que me alegra haberla descubierto tan joven y es que no hay negocio mas rentable en este mundo que complicarse la vida, Comprometerse. Comprometerse con lo que sea, eso es lo de menos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s