¿Para bien o para mal?

   Hoy me he dado cuenta que llevo mucho tiempo sin decir que me gustaría ser otra persona. Recuerdo que no hace mucho hubiera hecho cualquier cosa por sacar las mismas notas que esa chica de clase, o me hubiera cambiado por ese chico que liga con todas, o ese que es rubio y con los ojos azules, o por aquel que juega tan bien al fútbol, y un muy largo etcétera en las cosas que por el momento o la circunstancia me parecían inalcanzables. Ahora me arrepiento de haber intentado renegar de vida, y eso que no tuve una infancia fácil que se diga, y aun así no la cambiaría, es más, a día de hoy, no cambiaría nada de mi historia, y no sé si es que me he dado cuenta de que esos ídolos que admiraba no merece la pena o es que me convertido en mi propio ídolo. 

   Creo que no me cambiara por nadie, porque dejaría ser yo, y aun que no sea perfecto, después de 19 años me he cogido cariño. Es verdad que hay gente a la que admiro y no me importaría parecerme en algunas cosas a ellos, pero es eso parecerme, nunca ser ellos. El otro día leí un tuit, con una foto que tenia un curiosa pregunta pintada sobre un fachada de algún suburbio: “¿Quien eres?”, la repuesta que me di fue: quien quería ser. Y es verdad, puedo decir orgulloso, que si mi yo de 13 años hubiera conocido a mi yo actual hubiera dicho: “Yo me cambiaria por ese tío”. Y con eso no quiero decir que sea perfecto, lo que quiero decir es que si me encontrara mi yo de 25 años ojalá pudiera decir: “Wow, quiero ser como él en un futuro”. Aunque sé que habrá cosas que ahora les doy un montón de importancia y que en el futuro pensare: como fui tan idiota, y viceversa. Así que mientras al pararme al pensar quien soy, no me encuentre con un desconocido, no me importara cambiar.
   Porque también creo que las personas pueden cambiar, y algo mas importante pueden hacerte cambiar, tanto para bien como para mal. Y no creo que se pueda  cambiar a un persona, solo se puede dar motivos para que cambie, y tal vez, en algún caso, dar ejemplo; aunque nunca fue bueno ponerse como ejemplo para otra persona.

   Todas las personas con las que te cruces, te dejaran huella, pequeña, grande, buena o mala. Las broncas de tu madre, el consejo de un amigo, un guiño de ojos de una chica desconcida, una sonrisa agradecida, una dura despedida, esa persona que cambio tu forma de pensar,… Por cierto, tú también dejas huella en la gente, la pregunta es ¿Para bien o para mal?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s